domingo, 27 de febrero de 2011

La escasez de alimentos y el calentamiento global



Reflexiones sobre el calentamiento global: Ángel Román Real





Oaxaca de Juárez, 15 de febrero.-


El 31 de marzo del 2007 Fidel Castro publicó un artículo titulado: “Por hambre y sed, muerte prematura de 3 mil millones de personas”, texto en el cual criticaba la idea del presidente yanqui George W. Bush de convertir los alimentos en combustible para automóviles, la finalidad de esta suplencia era reducir el 20 por ciento el consumo de gasolina en 10 años y así, apoyar la producción de vehículos con combustible alternativo; al mismo tiempo, auxiliar la economía de Estados Unidos reduciendo la dependencia del país respecto del petróleo de importación. Castro dice que la tragedia no consiste en reducir esos gastos de energía, ya que reducir y además reciclar todos los motores que consumen electricidad y combustible es una necesidad elemental y urgente para la humanidad. Para él, el conflicto radica en la idea de convertir los alimentos en combustible. “Hoy se conoce con toda precisión que una tonelada de maíz sólo puede producir 413 litros de etanol como promedio, de acuerdo con densidades, lo que equivale a 109 galones. El precio promedio del maíz en los puertos de Estados Unidos se eleva a 167 dólares la tonelada. Se requieren, por tanto, 320 millones de toneladas de maíz para producir 35 mil millones de galones de etanol” menciona Castro. Fidel vislumbraba que en algunos años posteriores el problema se agravará, trayendo como consecuencia un sinfín de problemas mundiales como lo es la escasez de agua y de alimentos.

Nuevamente el día 20 de enero del año en curso Castro publicó un nuevo artículo al que llamó “Es hora ya de hacer algo”, en el cual expresa por segunda ocasión su preocupación por los problemas que enfrenta la humanidad: “la crisis de los alimentos originada por hechos económicos y cambios climáticos que aparentemente son ya irreversibles como consecuencia de la acción del hombre”. Como se aprecia, una vez más estamos inmersos en un problema de gran magnitud, el calentamiento global y el cambio climático están trastornando al mundo, y reiteradamente el hombre sigue siendo una de las causas primeras que originan dicho brete. La crisis de alimentos es uno de los problemas colosales de la humanidad, la escasez de estos provocarán guerras, inducirán a movilizaciones beligerantes entre países ricos y pobres; harán que los países económicamente poderosos se aprovechen de los países marginados.

El problema del que habla Fidel Castro es inmensamente enigmático, lo que se vislumbra es una macro sumisión de los países esquilmados hacia los países poderosos, donde los segundos tendrán el poder de la escasez absoluta, lo cual causará que las sociedades que no cuenten con lo necesario para subsistir estarán a merced de las potencias dominantes y así, el sistema económico actual seguirá fortaleciendo sus bases accionantes e ideológicamente rapaces.

El calentamiento global y las fluctuaciones climáticas que padece actualmente el mundo pudieron evitarse, si el ser humano hubiese sido sensible y racional con sus acciones, si el individuo y sus creaciones artificiales no hubiesen violado y quebrantado las leyes de la naturaleza y de la madre Tierra, todo sería distinto hoy. Sin embargo, pareciera ser que el ser humano se ha empeñado en vivir en un mundo caótico, en un universo lleno de situaciones precarias que lo están conduciendo hacia el borde de un abismo obscuro y sin fondo, donde es imposible encontrar la lucidez, ya que la obscura irracionalidad y la ambición humana no permiten encender la flama de la conciencia.

El problema del que se habla es preocupante, la escasez de alimentos provocará hambrunas, los cambios climáticos causarán estragos en la salud humana, el clima se volverá desequilibrado y la raza humana y todos aquellos seres vivos que habitan este ecosistema global posiblemente morirán. Es realmente hora de ya hacer algo, como bien lo menciona Fidel Castro.
Es hora de hacer conciencia, de pensar en el mañana y en el futuro que queremos para nuestros hijos, nietos y todas las futuras generaciones de seres vivos que habiten este mundo tan fastuoso y bello, pero que, sin embargo, con el paso del tiempo lo hemos ido deteriorando, degradando y contaminando con basura humana.

Es momento de concientizarnos, es tiempo de recapitular las metas y objetivos que tenemos como seres humanos y sobre todo como homo sapiens (se supone que eso es lo que somos). Por tal motivo los invito a pensar, a razonar el problema del calentamiento global y el cambio climático, los exhorto a cambiar de actitud, dejemos de pensar individualistamente y pensemos en el futuro de nuestra sociedad.
Fuente: http://www.adnsureste.info/index.php/opinion/columna-invitada-/24060-reflexiones-sobre-el-calentamiento-global-angel-roman-real

Este artículo ha sido aportado por Leila Pérez Reyes de 1º Bach A

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada